Portal CONIDA

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Home Noticias El Ministerio de Defensa anuncia la adquisición de un satélite de observación de la Tierra
Jueves, 31 Marzo 2011 11:14

El Ministerio de Defensa anuncia la adquisición de un satélite de observación de la Tierra

Rate this item
(4 votes)

Durante los últimos meses se ha venido observando una creciente aparición de noticias en los medios de comunicación sobre la compra de un satélite de observación de la Tierra por parte del Estado, similarmente en los grupos de discusión de entendidos en la materia ha habido una mayor actividad comentando el tema y sacando a relucir algunas de las múltiples facetas que involucra la decisión de una adquisición de esta naturaleza para un Estado como el peruano. Lo cierto es que el domingo 27 de marzo, el Ministerio de Defensa publicó en su portal web (http://www.mindef.gob.pe/) la decisión de concretar tal adquisición la cual daría inicio a la etapa de inversión del Centro Nacional de Operaciones de Imágenes Satelitales-CNOIS.

CONIDA, la Agencia Espacial del Perú, habiendo promovido la incursión del Perú en este campo de la tecnología espacial desde la gestación del Proyecto de Inversión Pública hasta el momento actual en que se ha tomado tan importante decisión, considera necesario y oportuno informar adecuadamente sobre algunos puntos relacionados con este tema tanto a los futuros usuarios de esta tecnología como a los grupos de interés y público en general.  

En primer lugar es importante dejar en claro que un satélite de observación de la tierra no servirá para atender necesidades de comunicaciones en el Estado peruano; las diferencias que existen entre los satélites de observación y los de comunicaciones se deben a sus propósitos específicos; mientras los satélites de observación llevan a bordo cámaras y necesitan estar lo más cerca posible a la Tierra; los satélites de comunicaciones llevan a bordo repetidores de señales de radio y necesitan estar a una distancia suficientemente lejana de la Tierra para tener una cobertura regional y asegurar que su órbita se sincronice con la rotación del planeta; sin ahondar en las consecuencias en el tipo de tecnología necesaria para cada uno de estos tipos de satélites, simplemente podemos decir cada uno es una herramienta especial para una aplicación particular.

 

En segundo lugar es también importante anotar que los satélites de observación de la tierra han tenido una curva de evolución distinta a los satélites de comunicaciones; mientras que la tecnología satelital de comunicaciones ha sido en gran parte estandarizada puesto que está sustentada por el sector privado de las telecomunicaciones en donde la competencia ha obligado a que la confiabilidad y los estándares sean muy exigentes y por lo tanto las soluciones tecnológicas y los costos similares; de otro lado la tecnología satelital de observación de la Tierra ha producido en los últimos años una variedad de soluciones ofrecidas por una serie de nuevos desarrolladores de tecnología que han ingresado al mercado de los pequeños satélites compitiendo en precios con los fabricantes de satélites convencionales de una manera muy agresiva.

Actualmente los pequeños satélites de observación de la Tierra poseen capacidades que les permiten obtener imágenes con niveles de detalle que pueden mostrar objetos con dimensiones de alrededor de 1 metro asociadas a tamaños de imagen de 20 kilómetros, además de tener la agilidad suficiente para girar en órbita en todas direcciones y  poder capturar imágenes de varios lugares dentro de un lapso relativamente corto de tiempo mientras el satélite se encuentra sobrevolando una determinada área. Estas capacidades sumadas a tiempos de vida útil que se encuentran ahora alrededor de 7 años y costos muy inferiores a los asociados a los satélites de observación convencionales han permitido que varios países en desarrollo adquieran este tipo de tecnología satelital para aplicarla como una herramienta de toma de decisiones, es el caso de Nigeria, Argelia, Malasia, Chile, Turquía; mientras que el sector privado en algunos países desarrollados también ha apostado por este tipo de tecnología como es el caso de empresas en Alemania, España, Francia e Inglaterra.

En tercer lugar es importante considerar el potencial de las aplicaciones de las imágenes que proporciona un satélite de observación de la tierra especialmente para países con territorios como el del Perú con una geografía vasta y variada, con climas muy diversos así como con una significativa cantidad de recursos naturales cuya administración y control debe mejorarse con información oportuna del territorio sin la cual se favorece la germinación de problemáticas sociales.  En este contexto es fundamental tener en cuenta que cuando se diseña un satélite de observación de la tierra se debe escoger el tipo de imágenes que se generará y asociado a este tipo de imágenes vienen una serie de aplicaciones con un mayor o menor grado de potencial uso por los diversos sectores de un Estado; por ejemplo para aplicaciones que demandan análisis de nivel regional, es decir de extensiones considerables, si la necesidad es obtener en un corto tiempo una imagen que cubra toda el área de interés, entonces se hace necesario que las imágenes tengan un tamaño suficientemente grande para tal fin; sin embargo a medida que el tamaño de la imagen requerida aumenta, se pierde resolución espacial entendida como el nivel de detalle que se podrá obtener en la imagen, esto debido a que el instrumento óptico en términos generales está limitado por las dimensiones y masa que la plataforma del satélite es capaz de transportar y operar. En resumen la selección del tipo de imagen se debe hacer de manera que se atiendan las necesidades de la mayoría de los usuarios; y estas necesidades para el Perú son muy variadas, como por ejemplo el monitoreo de recursos forestales, mineros, agrícolas o hidrológicos, o necesidades cartográficas y planificación de infraestructura, y definitivamente mitigación y atención de desastres o atención de necesidades de orden interno para la salvaguarda de la seguridad de la nación y los intereses del Estado.

Queda claro entonces que la decisión tomada de adquirir un satélite de observación de la tierra es una necesidad estratégica para el Estado peruano puesto que la gran cantidad de información del territorio que se generará podrá ser utilizada para el desarrollo y la seguridad de la nación, así como también se constituirá en una herramienta eficiente, confiable y oportuna para mejorar las decisiones y contribuir a ofrecer soluciones a las múltiples necesidades en los diversos sectores del Estado. Finalmente es importante destacar que una adquisición de esta naturaleza constituye una oportunidad que será aprovechada para efectuar una transferencia de tecnología a un grupo de especialistas peruanos que se constituyan en un corto y mediano plazo en el núcleo nacional de desarrollo y explotación de tecnología satelital de observación de la tierra.

Read 8681 times Last modified on Lunes, 19 Septiembre 2016 15:08